150/365

Estándar

Hey, pezqueñines. Sí. Otra vez yo.

Me estoy permitiendo darme un pequeño descanso de matemáticas y las tareas de bachillerato (porque eh, sigo con ello) para volver por aquí para hacer un pequeño resumen o no sé. De cuántas vueltas puede dar la vida en 50 días. Desde el 10 de Abril maomeno.

En estos 50 días he visto la nieve (yay), he visto la playa (yay), he viajado mucho y he visto las estrellas (de forma literal). Me he reencontrado con muchísima gente a la que adoro muchísimo y he ido a mi primer festival de música. Y creo que he aprendido a decir que no. Más o menos.

Sin olvidar, claro está las crisis existenciales y la ansiedad de ser una puta vaga que lo deja todo para última hora. Yay.

Y ahora, las fotos.

photo_2017-04-11_14-24-05

Era la primera vez que veía la nieve vale no me lo tengáis en cuenta. (Sierra Nevada, Granada 11/04/2017)

 

 

 

 

No sé por qué se ven tan mal las fotos pero anyway.

 

También he terminado algunas cosas de Cruz Roja: los acompañamientos con niños y adolescentes y un par de acompañamientos que hice con dos señoras muy mayores (que me llegaron demasiado a la patata y tuve que dejarlos).

 

Y no sé. Os dejo con cosas, ¿no?

Un libro: Sigo leyendo muy poquito, pero he empezado Farenheit 451 y por ahora pinta bien.

Una película: Guardianes de la Galaxia 2. Porque mola, oye.

Una canción: Esta vez traería muchas (todas las del interestelar), pero os dejo con un grupo al que fuimos a ver:

Una serie: Os diría que Sense8, porque es brutal, pero también es muy obvio. Así que os recomiendo una serie/documental que está por Netflix: Hot Girls Wanted: Turned On. Va sobre la industria del porno y las nuevas tecnologías. Muy guay, oiga.

 

Y bueno, fotos os he dejado arriba un tocho.

 

Nos veremos por Julio, en el día 200.

 

Besis y ánimo si estáis como yo.

100/365

Estándar

 

Update: Que he contado mal, el día 100 es hoy.

 

¿Qué tal vuestra vida en estos, no sé, quince días? La mía sigue nonstop.

 

Como comenté en alguna que otra entrada anterior, ya era voluntaria super oficial de Cruz Roja, y bueno, en estos días he estado yendo y viniendo de cursos, tanto recibidos como impartidos (que le doy clase a niños pequeños sobre word!!! y me escuchan!!!!!). Y bueno, sigo haciendo mil cosas por minuto.

 

Tengo un poco abandonado bachillerato, pero es un por un buen motivo.

 

Y digamos que mi vida ya no está tan sola desde el treinta y nunca de marzo.

 

 

Sigo cometiendo errores, y me cuesta cada vez más ponerme los pantalones serios para depende qué cosas. He terminado libros, series y películas. Y esta semana santa pretendo hacer más cosas de las que probablemente pueda hacer.

 

 

Y no sé. Que me siento brillante aunque en algunos momentos sienta una sombra en mis hombros riéndose bajito.

 

 

Pero intento no pensar demasiado en ello. Intento.

 

 

Por lo demás, nada. Parece ir todo guay.

 

 

Parece.

 

Anyway, no os vayáis a pensar que me voy a ir sin daros nada más. Como he estado mucho sin aparecer, os traigo una cosa de cada cosa (?).

 

Una serie: Man Seeking Woman. En serio. Qué maravilla de serie. Os dejo una escenilla por aquí y otra por aquí.

Una canción: Bueno, más que una canción, os pongo una lista con obras clásicas. Sí. Es mía. Sí. Es spam. La tenéis aquí.

Una película: Sé que tiene ya unos cuántos meses, pero de las últimas películas que he visto es de las que más me ha gustado: Lego Batman. En serio, es muy buena y muy muy divertida.

Un libro: Últimamente estoy leyendo super poco, por no decir que no estoy leyendo nada. El último que leí fue Los Santos Inocentes, de Miguel Delibes, y aunque no me terminara de convencer el estilo narrativo, he de decir que el libro se me hizo menos pesado de lo que pensaba que me iba a resultar.

Una frase:

No tengo té caliente, pero si quieres te caliento.

Una imagen:

DSC_0074.JPG

 

Y nada. Feliz Semana Santa.

58/365

Estándar

 

Soy malísima con las palabras.

Soy malísima con los detalles.

 

No sé pillar las referencias más básicas y las señales que la vida me deja.

 

Siempre pienso que hago las cosas mal, que podría hacer más, pero no me esfuerzo para una hipotética próxima vez. Lo pienso mientras me acurruco en mis propios brazos y lloro hasta que me siento menos desastre humano (nunca).

 

Siempre pienso que le caigo mal a la gente, que me odian, que no me quieren cerca. Y probablemente sea verdad.

 

Y es en días como este que me siento peor que un desastre y me entran ganas de llorar por cualquier tontería, por cualquier mensaje bonito o por cualquier hecho ajeno a mí.

 

I’m gonna leave you anyway. I’m gonna leave you anyway.

 

Probablemente no sea yo la que se vaya. Yo me quedaré aquí, por los restos de los restos. Tumbada en el suelo mirando las estrellas aunque estén tapadas con el techo, pensando que qué bien va todo, cuando los edificios a mi al rededor caen destrozados.

 


 

En otro orden de cosas, el fin de semana ha sido un torbellino de aire fresco que ahora me deja medio resfriada en mitad de la nada.

 

 

Gracias.

53/365

Estándar

Hoy os traigo una (otra) playlist. Esta es más especial,  llevo haciéndola desde hace muchos años. La tenéis aquí y bueno. La descripción está en la propia playlist. 

En otro orden de cosas, estoy empezando a enamorarme de cosas que nunca pensé que podrían hacerme sentir bien.

También coincide el momento en el que estoy rodeada de gente maravillosa y este puente me reúno con casi todas ellas. Estoy que exploto.

Que no se os olvide beber agua.

43/365

Estándar

Hoy escribo en paz, aunque mi garganta siga en batalla.

No todos los combates han sido peleados, pero los que sí lo han sido, se recordarán para siempre por los grandes historiadores.

I hate to see you leaving but I love to see you go……because of your butt.




Puede que sea la falta de costumbre de sentirme deseada, o puede que sea que nunca me había sentido deseada por tantas personas, o puede que sea que además yo nunca había deseado a tantas personas a la vez.

La compañía, los abrazos, por fin, los besos. El estar perdida y a merced del contrincante, pero porque mira, poco se puede hacer ya.

El suspiro al cerrar la puerta y la sonrisa al entrar en la cama. Y el vacío que hay en ella.

Pero en dos semanas parece que me desordenarán los chakras por todos los costados, y qué pena que el tiempo pase tan despacio.

41/365

Estándar

Por si en algún momento de vuestras vidas os habéis preguntado de dónde venía lo de Asstronaut.

No sé, últimamente todo parece ir bastante bien y no sé cómo sentirme al respecto. Porque a ver, que las cosas vayan bien siempre mola. Pero yo, que me ahogo con una gota de agua, pues vivo aterrorizada por el momento en el que esa gota se convierta en gotera, goterón, y se me acabe cayendo el techo encima.
El caso es que nunca pensé que haría muchas de las cosas que estoy haciendo estos últimos días/semanas/meses, como escuchar canciones de más de 20 minutos, o contar mi secreto con la película de Buscando a Nemo. O no sé. Reír tanto.

Ay, el miedo, qué hijo de puta.

40/365

Estándar

Venga, sí, voy a seguir esta semana poniéndoos canciones, porque sigo pocha y bueno.

 

En otro orden de cosas, hoy he terminado Bojack Horseman (al menos lo que hay en netflix) y me duele un poquito el corazón. Os recomiendo muy mucho muy fuerte esta serie si es que todavía no la habéis visto. Probablemente acabéis sintiendo compasión por un desastre de ser humano con forma de caballo, y os acabéis sintiendo identificados con muchas de las cosas que hace o dice o piensa. O no, quién sabe, a lo mejor sois más Todd o Diane. Eso ya os lo dejo a vuestra elección.

Pero vedla.

 

También he tomado medicinitas para estar mejor mañana y el sábado, que auguran importantes y gordotes.

 

Y nada. Sonaos la nariz y bebed agua, no os traguéis los mocos padentro y esas cosas.