150/365

Estándar

Hey, pezqueñines. Sí. Otra vez yo.

Me estoy permitiendo darme un pequeño descanso de matemáticas y las tareas de bachillerato (porque eh, sigo con ello) para volver por aquí para hacer un pequeño resumen o no sé. De cuántas vueltas puede dar la vida en 50 días. Desde el 10 de Abril maomeno.

En estos 50 días he visto la nieve (yay), he visto la playa (yay), he viajado mucho y he visto las estrellas (de forma literal). Me he reencontrado con muchísima gente a la que adoro muchísimo y he ido a mi primer festival de música. Y creo que he aprendido a decir que no. Más o menos.

Sin olvidar, claro está las crisis existenciales y la ansiedad de ser una puta vaga que lo deja todo para última hora. Yay.

Y ahora, las fotos.

photo_2017-04-11_14-24-05

Era la primera vez que veía la nieve vale no me lo tengáis en cuenta. (Sierra Nevada, Granada 11/04/2017)

 

 

 

 

No sé por qué se ven tan mal las fotos pero anyway.

 

También he terminado algunas cosas de Cruz Roja: los acompañamientos con niños y adolescentes y un par de acompañamientos que hice con dos señoras muy mayores (que me llegaron demasiado a la patata y tuve que dejarlos).

 

Y no sé. Os dejo con cosas, ¿no?

Un libro: Sigo leyendo muy poquito, pero he empezado Farenheit 451 y por ahora pinta bien.

Una película: Guardianes de la Galaxia 2. Porque mola, oye.

Una canción: Esta vez traería muchas (todas las del interestelar), pero os dejo con un grupo al que fuimos a ver:

Una serie: Os diría que Sense8, porque es brutal, pero también es muy obvio. Así que os recomiendo una serie/documental que está por Netflix: Hot Girls Wanted: Turned On. Va sobre la industria del porno y las nuevas tecnologías. Muy guay, oiga.

 

Y bueno, fotos os he dejado arriba un tocho.

 

Nos veremos por Julio, en el día 200.

 

Besis y ánimo si estáis como yo.

100/365

Estándar

 

Update: Que he contado mal, el día 100 es hoy.

 

¿Qué tal vuestra vida en estos, no sé, quince días? La mía sigue nonstop.

 

Como comenté en alguna que otra entrada anterior, ya era voluntaria super oficial de Cruz Roja, y bueno, en estos días he estado yendo y viniendo de cursos, tanto recibidos como impartidos (que le doy clase a niños pequeños sobre word!!! y me escuchan!!!!!). Y bueno, sigo haciendo mil cosas por minuto.

 

Tengo un poco abandonado bachillerato, pero es un por un buen motivo.

 

Y digamos que mi vida ya no está tan sola desde el treinta y nunca de marzo.

 

 

Sigo cometiendo errores, y me cuesta cada vez más ponerme los pantalones serios para depende qué cosas. He terminado libros, series y películas. Y esta semana santa pretendo hacer más cosas de las que probablemente pueda hacer.

 

 

Y no sé. Que me siento brillante aunque en algunos momentos sienta una sombra en mis hombros riéndose bajito.

 

 

Pero intento no pensar demasiado en ello. Intento.

 

 

Por lo demás, nada. Parece ir todo guay.

 

 

Parece.

 

Anyway, no os vayáis a pensar que me voy a ir sin daros nada más. Como he estado mucho sin aparecer, os traigo una cosa de cada cosa (?).

 

Una serie: Man Seeking Woman. En serio. Qué maravilla de serie. Os dejo una escenilla por aquí y otra por aquí.

Una canción: Bueno, más que una canción, os pongo una lista con obras clásicas. Sí. Es mía. Sí. Es spam. La tenéis aquí.

Una película: Sé que tiene ya unos cuántos meses, pero de las últimas películas que he visto es de las que más me ha gustado: Lego Batman. En serio, es muy buena y muy muy divertida.

Un libro: Últimamente estoy leyendo super poco, por no decir que no estoy leyendo nada. El último que leí fue Los Santos Inocentes, de Miguel Delibes, y aunque no me terminara de convencer el estilo narrativo, he de decir que el libro se me hizo menos pesado de lo que pensaba que me iba a resultar.

Una frase:

No tengo té caliente, pero si quieres te caliento.

Una imagen:

DSC_0074.JPG

 

Y nada. Feliz Semana Santa.

51/365

Estándar

Hoy podría haber sido un lunes cualquiera salvo que, por algún motivo, no ha sido tan cualquiera.

Que tampoco es que haya pasado algo así muy gordo (salvo que han llegado las camisetas de qwertee yay), pero no sé.

Será que reencontrarse con ciertas cosas es bonito, y más si lo compartes con gente que lo aprecia.

Leed libros infantiles, aunque tengáis demasiados años como para reconocer que lo hacéis. Leed aquellos libros que os sacaban sonrisas enormes cuando a lo mejor ni siquiera sabíais leer.

Hoy os recomiendo El Superzorro, de Roald Dahl, uno de mis libros favoritos. A parte de que Dahl me encanta, este libro es ✨✨. 
Y si sois demasiado perezosos (no tiene ni 150 páginas), Wes Anderson hizo la peli (Fantastic Mr. Fox) que podéis encontrar en netflix.

Pues eso. Disfrutad y reíd.

4/365

Estándar

Hoy toca recomendación y, tal y como habéis pedido por twitter, os la voy a hacer de un libro.

¿Que qué libro?

La duda ofende.

thestand

Cualquiera que me siga desde hace ya tiempo debe saber que soy una pesada de este libro. Para cualquier otro tipo de cosas, me cuesta muchísimo elegir un favorito, pero es que para libros lo tengo clarísimo. Es este. Apocalipsis, de Stephen King.

Bueno, os lo explico. Antes de este, Stephen King sacó La Danza de la muerte, un libro de algo así como 600 páginas. Después de unos años, sacó este. Y al principio te avisa de que es exactamente el mismo libro, la misma historia, pero con muchas de las partes que tuvo que quitar a la hora de publicarlo la primera vez.

Así pues, te queda un libro que, al menos en mi edición (de bolsillo) tiene unas 1096 páginas

Y qué queréis que os diga, a mí no me sobra nada.

Os cuento de que va, venga.

Trata de un virus, creado por el maravilloso gobierno de los EEUU, con una tasa de mortalidad de algo así como el 99% que un día, por una serie de errores técnicos y humanos, se escapa. Y, obviamente, se propaga.

Son más de mil páginas de historias de los diferentes personajes, cada uno en su bonita casita, con sus cositas de personajes, que poco a poco van viendo cómo se va muriendo todo el mundo a su al rededor, la incertidumbre de no tener ni puñetera idea de lo que está pasando (porque los medios no hablan demasiado del tema, si dicen algo es que es algo pasajero), el cómo poco a poco empiezan a coincidir y empiezan a juntarse en dos sociedades separadas, el Bien y el Mal.

No sé, a mí es que este libro me enamoró perdidamente en mi época de putifan de Stephen King (¿cuarto de la ESO?) (de hecho recuerdo llevarme este tochaco a Italia de viaje de fin de curso). Es una novela que, a mi parecer, es muy completa: tienes partes de romance (algo forzado, pero bueno), tienes thriller y partes de terror, tienes comedia, tienes unas descripciones preciosas de cosas (tiene una de las descripciones del mar más bonitas que jamás leeré), tienes un estudio sociológico de cómo actúa la gente ante una catástrofe de este calibre. Y, sorprendentemente, no tiene un final tan malo como para ser uno de Stephen King.

Pues eso. El ejemplar que tenemos en casa es de la editorial Plaza & Janés (del ’91), y costó unas 1395 pesetas. No sé a cuánto estará hoy día pero en fin. Eso. Que os lo leáis. O leeros La Danza de la Muerte, que te lo convalidan.

Besis.