43/365

Estándar

Hoy escribo en paz, aunque mi garganta siga en batalla.

No todos los combates han sido peleados, pero los que sí lo han sido, se recordarán para siempre por los grandes historiadores.

I hate to see you leaving but I love to see you go……because of your butt.




Puede que sea la falta de costumbre de sentirme deseada, o puede que sea que nunca me había sentido deseada por tantas personas, o puede que sea que además yo nunca había deseado a tantas personas a la vez.

La compañía, los abrazos, por fin, los besos. El estar perdida y a merced del contrincante, pero porque mira, poco se puede hacer ya.

El suspiro al cerrar la puerta y la sonrisa al entrar en la cama. Y el vacío que hay en ella.

Pero en dos semanas parece que me desordenarán los chakras por todos los costados, y qué pena que el tiempo pase tan despacio.

36/365

Estándar

Hoy tampoco voy a hacer lo del 30 day of challenge, pero me lo reservo para otros días que no sepa qué mierdas hacer con mi vida.

Vamos, como siempre, pero para los días peores.

 

Pero bueno. Últimamente estoy muy mñe y necesito mimos por tos laos. Y llevo desde ayer y la sala de las estrellas con esta canción en la cabeza. Y hoy he dicho oye y si y bueno, ha salido esto.

 

Cualquier comentario al respecto (tanto como bueno como malo) es muy bien recibido. Ya sé que no canto bien y esas cositas, pero idk, me hacía ilusión. Además he puesto las luces de estrellas que tanto me gustan para darle un ambiente más chachi.

 

Y nada más por hoy. Muchos ánimos para la semana que viene y pasadlo bieeeeeeeeeEEEEeeeeen.

 

24/365

Estándar

Martes.

El sofá se ha convertido en mi principal sitio. No soy capaz de levantar el culo.

Me falta el aire cada vez que dejo de estar concentrada en algo, aunque sea en pasar twits o ver cómo venden casas millonarias.

Me falta el aire y se me inundan los ojos cada vez que me doy cuenta de que estoy. De cómo estoy.

Me falta el aire, se me inundan los ojos y se me forman nudos en la garganta. Pero nudos metafóricos, por suerte o por desgracia no hay cuerdas ni telas de por medio.

No sé si es el ciclo de la vida que decide que, después de un agradable tiempo viviendo en la perfecta neutralidad, es hora de caer un poquito. Ya nos levantaremos si eso.

Probablemente sea que en una semana me toca desangrarme por no darle descendencia a los dioses y eso. No sé.

Sólo sé que mira me callo.

Me hace gracia cuando decís que soy guay porque no sé cómo explicaros que soy lo más cutre y patético de esta vida y probablemente de las dos anteriores y posteriores.

Anyway, here’s wonderwall. Os dejo otra cover que grabé hace mil, para amenizar el ambiente y eso.

 

Podría retomar lo de las covers pero ayy lmao qué pereza me da hasta respirar.

Besis ❤

23/365

Estándar

Lunes.

Otra vez.

Que si frío, que si calor, que si calefacción, que si sombras, que si viento.

Noticias, ninguna. Ofertas, varias.

El viernes empiezo un curso que pinta bastante bien y que me tendrá ocupada las tardes de los viernes y las mañanas de los sábados.

Pero total, no tengo vida social, así que se me perdona.

Escribir, borrar, escribir, borrar.

Soy esa que dice “venga, vamos a cambiar, a dar un paso al frente y a gozar lo que nos queda” pero a la primera de cambio ríe incómoda y dice “jaja venga hasta luego”.

Soy esa que probablemente nunca sepas por dónde va porque mira, es que ya me da igual.

Me he puesto a pensar en posibles preguntas típicas de entrevistas, y en todas o acabo llorando o dejando claro que a mí los cambios me sientan muy mal.

Que si bachillerato.

Que si el ciclo.

Que si Holanda.

Que si volver.

Que si somos sinceros, el ciclo no empezó tan mal,  es solo que soy un desastre humano y cuando todo parece ir bien, me echo mierda por encima para proteger un poco. No sé.

El caso es que si somos sinceros, la cosa va de cambio malo, cambio bueno, cambio malo y, por lógica, ahora tocaría un cambio bueno.

Y todo eso del orden en mi vida.

Empiezo a notar que las cosas empiezan a encajar y a hacer click y de vez en cuando clack para luego hacer clong.

Que estoy tan hecha a ver las piezas sueltas que el ver cómo se mueven y se ordenan me produce un miedo atroz. Me paralizo. Sé que ahí está la solución, casi soy capaz de palparla.

Pero no sé si es que me he hecho adicta al olor de esta mierda. No soy capaz de soltarla.

Uno de los motivos por los que me dan pavor los psicólogos es el pensar que me van a cambiar. Que me van a hacer ver lo bueno de la vida.

Y no sé si quiero eso.

O sea a ver.

No sé.

Estoy hecha a mi mierda, y sé que sin mis bajones nunca seré feliz. Porque si siempre eres feliz, si nunca estás triste, no valoras esa felicidad. Porque no hay nada malo con lo que compararlo.

El caso es que me he acostumbrado tanto a estar mal que cuando no lo estoy me siento mal por no estarlo.

Sé que no tiene sentido pero mira, así soy yo.

Y para cambiar un poco de tema y relajar un poco el ambiente os dejo esta mierda.

Hale, con dios. Voy a ver a caballos quejarse de la vida.

 

9/365

Estándar

Bueno, como ya paso un poco de la vida, voy a dejaros por aquí una playlist de Spotify de la que estoy muy muy orgullosa. Es una lista de covers a la que voy añadiendo canciones constantemente. Espero que os guste, ya me contaréis si queréis.

Como también últimamente me estoy sintiendo como el mayor de los desechos sociales, empiezo a dudar en si esto es una buena idea, ya que yo al menos estoy muy ilusionada, pero no recibo la respuesta que esperaba. Así que, para facilitar las cosas y no pegarme el batacazo después, os dejo esta pequeña encuesta para que opinéis. Es gratis, por si os lo preguntabais.

 

Besis o algo o mira, qué más da.