74/365

Estándar

A quince minutos del fin (del día) con la garganta a medio hacer y tampoco tanto frío.
A doce minutos del fin (del día) escribo en tu coche. Con Louis cantando de fondo. El café ha llegado hondo, pero no lo suficiente. No sé si me pesan los párpados o el cerebro. Pero pesa. Todo pesa.

A once minutos del fin (del día) sigo teniendo la lengua dormida. Sigo queriendo a las estrellas. Y los paseos. Y las profundidades.

Compartir canciones y conseguir no llorar merecen la pena y un gran premio a diez minutos del fin, a un siete por ciento de acabar y con tus dedos rozando mis muslos.

Kiss me once, and once more.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s