64/365

Estándar

Estoy convencida de que llevo muerta varios meses porque no creo la mitad de las cosas que están pasando a mi al rededor. No soy capaz de asimilar tantas cosas buenas, y no sé si quiero recrearme en ellas.

Porque todo lo bueno tiene su final y soy tan gilipollas que sé que llegará en algún momento. Más tarde, más temprano. Es lo de menos. Llegará y me tendré que comer los “te lo dije” al mismo tiempo que mis lágrimas.

Que ojalá por una vez me equivoque. De verdad lo pido.

No sé si será que se me caen los párpados de haber dormido tan poco. No sé si será la barriga hinchada de gases, avena y nervios. 

Siento irme a dormir a las doce, súper enferma.
Siento despertarte a las cinco de la mañana y tenerte despierto hasta las diez.

Siento llorar sin motivo aparente.

Siento que pienses que no me mereces, porque dios, qué equivocado estás.
No merezco tantos abrazos. No merezco tantos besos.

No merezco tu cuerpo sobre el mío sobre el sofá, ni tu mano aferrando la mía en el coche o en la playa.

No merezco tus cenas, ni tus desayunos. 

No sé qué he hecho para tenerte, pero lo repetiría mil veces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s