Cosillas.

Estándar

¡Hola de nuevo!

Sí, soy consciente de que llevo un par de domingos sin ponen ningún review (que según la última encuesta que hice, veo que no os interesan mucho, os interesa más mi vida…). Pero hoy me siento algo inspirada. Bueno, no inspirada, simplemente me han entrado ganas de poner algo.

Os cuento un par de cosillas.

En mi instituto ha empezado un concurso de relatos y fotografías, y tengo intención de presentarme a ambos (si puedo, si no, ya veré), y para el de fotografía tengo que “recrear” una escena de una película o algo así he entendido. Así que si me queréis decir alguna película que puedo “recrear” en los comentarios, o por tuiter, o por carta, o por paloma mensajera, yo encantada. El relato tengo muchas ganas de empezarlo. Además, como algunos sabrán (o no), el año pasado lo gané, así que tengo bastantes ganillas de este. Os dejo el enlace del relato aquí.  Por cierto, si lo habéis leído, necesito que me digáis lo que entendéis vosotros de él, por favor, es muy importante (en los comentarios me vale).

Por lo demás, tenía pensado hacer un review pronto de las películas que vi el Sábado con el señor Carlitos en el cine (Kingsman y Birdman), por si os interesaban y queríais leer lo que pensaba de ellas.

En otro orden de cosas, como algunos también sabrán, mi madre me ha convencido/obligado a ir a un curso los miércoles por la tarde sobre inteligencia emocional (porque soy una reina del dramatismo). El miércoles este pasado, nos dieron un par de poemas para que los leyéramos y lo comentáramos. Os lo dejo por aquí porque bueno, me gustaron muchísimo. ¡Disfrutadlos!

Uno aprende. (Jorge Luís Borges)

Después de un tiempo,

uno aprende la sutil diferencia

entre sostener una mano

y encadenar un alma,

y una aprende que el amor

no significa acostarse

y una compañía no significa seguridad

y uno empieza a aprender.

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas

y uno empieza a aceptar sus derrotas

con la cabeza alta y los ojos abiertos

y uno aprende a construir

todos sus caminos en el hoy,

porque el terreno de mañana

es demasiado inseguro para planes…

y los futuros tienen una forma de

caerse en la mitad.

Y después de un tiempo

uno aprende que si es demasiado,

hasta el calorcito del sol quema.

Así que uno planta su propio jardín

y decora su propia alma, en lugar de  esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar,

que uno realmente es fuerte,

que uno realmente vale,

y uno aprende y aprende…

y con cada día, uno aprende.

El otro no os lo voy a poner porque es demasiado largo, pero se llama Me Basta Así, de Ángel González, por si os interesa.

Y con esto y un bizcocho, solo digo que me quedan dos días de clases oficiales para poder empezar las prácticas y que tengo muchas ganas y que estoy muy muy muy nerviosa.

¡Hasta lué!

PD: Esta vez no hay encuestas, pero no estaría mal que me dejarais comentarios, por eso del feedback y el saber que no estoy hablando con las paredes.

Anuncios

Un comentario en “Cosillas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s